AROMATERAPIA

OLEO 31:

Compuesto por una combinación de 31 aceites esenciales que refrescan, revitalizan y aumentan el bienestar físico.

Afloja la tensión acumulada en frente, sienes y nuca que pueden provocar dolores de cabeza. Minimiza la tensión muscular y dolores articulares que pueden restringir el movimiento

OLEO 31:

Compuesto por una combinación de 31 aceites esenciales que refrescan, revitalizan y aumentan el bienestar físico.

Afloja la tensión acumulada en frente, sienes y nuca que pueden provocar dolores de cabeza. Minimiza la tensión muscular y dolores articulares que pueden restringir el movimiento

CREMA HERBAL DE ENEBRO:

Ideal para relajar los músculos y revitalizar con un suave masaje, combinada con el OLEO 31 relaja tensiones y se puede utilizar antes y después de realizar actividades físicas.

BAÑO HERBAL DE EQUINACEA Y GINSENG:

Usado en baño de inmersión combate el cansancio mental y físico, produciendo un efecto energizante y reparador. Alivia el estrés.

REVITALIZADOR GUDUCHI:

Ayuda a mantener altos niveles de motivación durante el día alejando la sensación de fatiga y agotamiento.

ACEITE DE BERGAMOTA: 

Gotas de felicidad. Brinda efectos positivos sobre personas que se sienten deprimidas, tristes y emocionalmente inestables. Reduce la ansiedad, el estrés y miedo brindando confianza y seguridad. Levanta el ánimo y purifica el ambiente.

ACEITE DE ROMERO:

Energía renovada. Su aroma estimulante tiene efectos positivos sobre el estado de ánimo, ayuda a despertar los sentidos aumentando el estado de alerta.

ACEITE DE PALMAROSA:

Armonía. Ayuda a las personas a recobrar su centro estabilizando las emociones, disipando pensamientos turbios y evitando estancamiento.

ACEITE DE NEROLI:

Romántico y soñador. Ayuda a conciliar el sueño y dormir mejor. Renueva la seguridad en uno mismo. Seda, tranquiliza y disminuye la ansiedad y los miedos.

ACEITE DE NARANJA:

Anti-conflicto. Aplaca olas de enojos, irritabilidad y estrés. Levanta el estado de ánimo y reconforta el alma. Purifica el ambiente.

ACEITE DE MANZANILLA:

Reconfortante natural.  Por sus propiedades sedantes y calmantes es un tónico del sistema nervioso. Relaja músculos anudados devolviendo la comodidad en el movimiento.

ACEITE DE LIMÓN:

Inspiración. Libera energía bloqueada y estimula la creatividad y la concentración. Aumenta la capacidad de memoria, alegra el ambiente creando un clima positivo. Disipa la fatiga mental y la presión psicológica.

ACEITE DE LAVANDA:

Relajación. Su aroma calma y aquieta los nervios, la ansiedad y el estrés ayudando a conciliar el sueño. Ideal para el botiquín de primeros auxilios por sus maravillosas propiedades sobre la piel en quemaduras, eczemas y alergias. Reconforta tensiones que generan migrañas y dolores de cabeza.

ACEITE DE GERANIO:

Mujer plena. Evoca sentimientos de paz y serenidad. Ayuda a transitar los ciclos de la mujer, los sentimientos encontrados. Reconforta trastornos emocionales relacionados con la menopausia, el síndrome premenstrual y el estrés. Balancea cambios abruptos de humor. Promueve la sensación de paz interior, equilibrio y tranquilidad.

ACEITE DE EUCALIPTO:

El placer de respirar libremente. Refresca y purifica el ambiente. Ayuda en estados gripales.

ACEITE DE MENTA:

Concentración. Cuando los pensamientos e ideas parecen enmarañarse en la cabeza, la menta ayuda a retomar el control y el foco. Despeja la mente, estimula hacia la acción, ayuda a enfocarse en la tarea y disminuye la distracción. Ayuda en dolores de cabeza provocados por estrés y agotamiento.

ACEITE DE JAZMÍN:

Sensual y apasionado. Provoca un estado romántico y realza la libido. Considerado afrodisíaco por excelencia. Produce sensación de liviandad, relajación, seguridad y optimismo reduciendo la apatía y los sentimientos de tristeza.

ACEITE ANTI-STRESS.

Brinda una sensación relajante, reconfortante y positiva que contribuye a enfrentar los momentos de alto estrés.